Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Vivir la Navidad en duelo

Se acercan las fiestas y para la mayoría de las personas es motivo de reencuentros familiares, alegría y mucha diversión; pero para aquellas familias que han sufrido la muerte de un ser querido, se trata de un tiempo muy difícil.

Centro de Cáncer

ver contenidos
Vivir la Navidad en duelo

La esencia de estas fiestas se encuentra en la vida familiar, en el compartir el afecto que nos profesamos, y el gozo de poder estar juntos; entonces ¿qué sentido tiene la celebración de estos días?

"No puedes dejar de pensar en la persona ausente. Te molestan las luces de las decoraciones, la música tradicional de las fiestas, el pensar en los regalos y las comidas. Te preguntas como podrás resistirlo y como lo harás para que la tristeza no te embargue, arruinando las fiestas a los otros miembros de la familia", explica Alejandra Chandía, psicóloga del Centro de Cáncer de Red de Salud UC CHRISTUS.

Advierte que la opción natural y humana es la de huir de los recuerdos y de las obligaciones de Navidad. Sin embargo, dice, "el dolor emocional podemos posponerlo, pero nunca evitarlo. Siempre acaba emergiendo y con el tiempo crece". Otras personas, en tanto, pueden escoger seguir su vida como si nada hubiese pasado. Pero al sufrir en silencio se acrecienta la sensación de desajuste y aislamiento. "Todo ello acompañado de mucha tensión, fruto del esfuerzo para mantener esos muros de silencio. Y esta tensión se traduce a menudo en situaciones de agotamiento, irritabilidad y mucha ansiedad".

¿Qué hacer?

Alejandra Chandía sugiere construir una nueva Navidad o una nueva fiesta de fin de año. "Nunca nada podrá ser como antes, pero tú y tu familia pueden empezar a afrontar la vida de una manera distinta. Mantener lo que ayude en este proceso, eliminar lo que no ayuda y crear nuevas formas de vivir estas fiestas", afirma.

Entre las sugerencias están:

Hay factores culturales y educacionales que explican la dificultad en conectar y expresar sentimientos difíciles. Pero las lágrimas de emoción ante una pérdida de un ser querido son la manifestación más natural de amor que lo seres humanos tenemos. "Una muestra de que hemos amado y de que echamos de menos ese amor, de que nos importa lo que ha sucedido y necesitamos expresarlo. Si alguien se desborda emocionalmente, simplemente darle la mano u ofrecerle un hombro afectuoso y no permitas ni que se aísle, ni que reprima el llanto o la emoción que le embarga", sugiere Alejandra Chandía.