Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Celulitis

Dermatopaneculosis

C

ver contenidos

¿Qué es?

La celulitis es una inflamación, no contagiosa, de la piel y el tejido debajo
de ella, como resultado de una infección bacterial. Aunque se
presenta más comúnmente en la cara y la parte baja de las piernas,
cualquier otra área del cuerpo puede ser afectada.

¿Por qué se produce?

La piel normalmente tiene diferente tipo de bacterias en ella. Una piel sin
heridas previene que las bacterias penetren y crezcan dentro del
cuerpo.
Las bacterias estafilococo y estreptococo son las causas más comunes de celulitis.
La celulitis puede ocurrir cuando hay una laceración o herida en la
piel, lo que origina que la piel pierda su barrera protectora y se infecte.
Esta infección puede originar una inflamación o reacción de los tejidos.
Estas son algunas de las actividades que pueden colocar a una persona
en riesgo de adquirir celulitis:
- Un sistema inmunológico deprimido debido a una enfermedad, o por
el consumo de medicamentos como la cortisona.
- Enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades
vasculares periféricas.
- Cualquier lesión que rompa la piel, o que origine una herida
incluyendo una herida quirúrgica, picaduras o mordeduras de
insectos, quemaduras o úlceras en la piel.
- Uso de drogas intravenosas.

Síntomas

La celulitis puede comenzar en una parte pequeña y crecer de manera
rápida en el primer día. Algunos signos y síntomas pueden ser:
- Dolor, sensibilidad, inflamación, calentamiento y enrojecimiento de la
piel.
- Fiebre (puede estar acompañada de escalofrío y sudoración)
- Malestar general o sensación de estar enfermo(a)
- Inflamación de las glándulas linfáticas cercanas a la infección

¿Cómo se diagnostica?

El examen clínico orientará al médico hacia el diagnóstico, el que puede corroborar con pruebas de laboratorio para determinar la causa de la infección.

¿Cómo se trata?

La celulitis se trata con antibióticos, los cuales se prescriben con el
propósito de eliminar la infección. Es importante que termine los
antibióticos de la manera en que fueron prescritos, aún cuando los
síntomas hayan desaparecido rápidamente. Si no se trata, la celulitis
puede ser una condición que amenaza la vida. Se pueden prescribir
analgésicos para el control del dolor. La severidad de la celulitis puede
determinar el que se requiera hospitalización o el tratamiento se haga de
manera ambulatoria.
Las siguientes pueden ser recomendaciones para
tratar la celulitis:
- Elevación de las extremidades para disminuir la inflamación
- Mantener la piel seca y limpia
- Cambios en la manera de vestir, si son indicados por el médico




Fuente: