Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Bulimia

Bulimia nerviosa.

B

ver contenidos

¿Qué es?

Es una enfermedad en la cual la persona come en exceso o tiene episodios regulares de ingestión excesiva de alimento y siente una pérdida de control.
En la bulimia, el paciente come y purga (la cantidad de alimentos ingeridos puede variar de volumen).
Se considera atracón el volumen que la persona considera excesivo. La purga puede ser con vómitos, laxantes o ejercicios.
Los pacientes experimentan un intenso temor a subir de peso ya que tienen ligada la auotestima a la imagen.
La prevalencia de bulimia nerviosa entre las adolescentes y las jóvenes es del 1-3 por ciento.
Los episodios de atracones, por lo general, comienzan ya sea en la recuperación de una anorexia como después de variados intentos para bajar de peso. Esta conducta suele alterar los estados de ánimo y la sensación de vitalidad de la paciente con lo cual vuelve a reproducirla y se va acompañando por sentimientos de baja autoestima o fenómenos depresivos los que desencadenan nuevos episodios de atracones que por lo general son ocultos y producen mucha vergüenza.
Los atracones aumentan los sentimientos de pérdida de control, discapacidad y miedo que favorecen la aparición de conductas compensatorias tales como abuso de diuréticos o laxantes y/o ejercicio exagerado.

¿Por qué se produce?

Los episodios de atracones, por lo general, comienzan después de intentos o presiones externas para bajar de peso. Esta conducta alimentaria habitualmente es acompañada por sentimientos de baja autoestima o depresión los que desencadenan nuevos episodios de atracones que, por lo general, ocurren cuando la adolescente se encuentra sola.
Los atracones aumentan los sentimientos de pérdida de control, vergüenza y miedo que favorecen la aparición de conductas compensatorias tales como vómitos y abuso de diuréticos o laxantes y/o ejercicio exagerado.

Síntomas

Los signos y síntomas al examen físico son mínimos y son consecuencia de los vómitos recurrentes (lesiones en el dorso de la mano, hipertrofia de las glándulas salivales o daño en el esmalte dental por el contacto con ácido estomacal). Pueden aparecer alteraciones en ritmo cardiaco por desequilibrios hidroelectrolíticos , hiponatremia por uso de substancias y purgas con alteraciones de conciencia y cambios en el estado de ánimo que pueden hacer pensar en trastornos bipolares.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico clínico de la bulimia, nerviosa se basa en criterios que incluyen episodios recurrentes de atracones (al menos dos días a la semana durante tres semanas), conductas inapropiadas para prevenir la ganancia de peso, preocupación continua por la forma o el peso corporal, ausencia de anorexia nerviosa.

¿Cómo se trata?

El tratamiento médico de la bulimia, nerviosa consiste en corregir y prevenir las complicaciones nutricionales y aquellas derivadas del uso de diuréticos o laxantes. La educación nutricional tiene el propósito de volver a una alimentación ordenada y relajada, a evitar los periodos de ayuno prolongado y aprender a tolerar un peso tal vez mayor que el deseado.
El tratamiento psiquiátrico dependerá de la edad del paciente. La terapia familiar es el tratamiento familiar para adolescentes que viven con sus madres mientras que la terapia individual está indicada para quienes abandonaron el hogar paterno. La inclusión de la pareja en este tratamiento puede ser una alternativa a explorar.
El uso de algunos antidepresivos ha demostrado eficacia en el tratamiento de la bulimia, y a veces hay que asociarlo con potentes ansiolíticos.