Vacunas complementarias

Además de las vacunas incluidas en el PNI, existen las vacunas complementarias, que son aquellas que se administran en forma privada y sólo con indicación médica. Entre ellas se encuentran las que protegen contra las siguientes enfermedades:

Vacuna anti-rotavirus: es una vacuna oral que evita o atenúa la infección por este virus causante de diarrea, vómitos y deshidratación.
Edad de vacunación: hay una vacuna de 2 dosis y otra de 3, comenzando a partir del mes y medio o 2 meses de edad.
Reacciones: muy rara vez produce fiebre o vómitos.
Cuidados: no es necesario restringir la alimentación después de la administración de la vacuna. Si el niño vomita después de recibirla, no es necesario repetir la dosis.

Vacuna contra la varicela (o “peste cristal"): esta vacuna puede evitar o atenuar la enfermedad.
Edad de vacunación: a partir del año de edad a cualquier persona que no haya tenido la enfermedad. Entre el año y los 12 años se requiere una sola dosis; desde los 13 años en adelante se deben administrar dos dosis separadas por 2 meses.
Reacciones: el niño puede presentar reacciones mínimas como fiebre y malestar general. En forma ocasional en las primeras 6 semanas pueden aparecer algunos granos o ampollas en la piel.
Cuidados: usar paracetamol en caso de fiebre. Aunque aparezcan lesiones de piel post vacuna, los niños pueden bañarse normalmente. Esta vacuna está contraindicada en niños con alteraciones del sistema inmune, en tratamiento por cáncer o uso de corticoides por más de 2 semanas.

Vacuna contra la hepatitis A: protege contra la hepatitis viral más frecuente en Chile.
Edad de vacunación: a partir del año de edad a cualquier niño y adolescente que no haya tenido la enfermedad. Se requieren 2 dosis separadas por 6 meses.
Reacciones: ocasionalmente fiebre, malestar general y dolor en el sitio de punción. Puede usar paracetamol en caso de estas molestias.

Vacuna contra la hepatitis B: protege contra la hepatitis B, enfermedad asociada a largo plazo con cirrosis y cáncer al hígado.
Edad de vacunación: niños y adolescentes nacidos antes de 2005 pues no la han recibido en el programa nacional. El esquema es de 3 dosis en 6 meses.
Reacciones: poco frecuentes y leves: dolor en el sitio de vacunación, fiebre baja.
Cuidados: los habituales para estas molestias.

Vacuna anti neumocócica conjugada: protege contra infecciones graves por algunos tipos de una bacteria llamada neumococo, causante de neumonías, meningitis, artritis, otitis, etc. Existen dos vacunas nuevas disponibles, una contra 10 serotipos de neumococo que otorgaría una protección más amplia para otitis media aguda y otra más reciente contra 13 serotipos de neumococo.
Edad de vacunación: a los 2, 4 y 6 meses más un refuerzo entre los 12 y 18 meses de edad. En niños sanos sobre los dos años puede usarse en esquema de una sola dosis.
Reacciones: es frecuente el dolor en el sitio de vacunación, rara vez produce fiebre.
Cuidados: paracetamol en la dosis inidcada por su médico o enfermera si hay fiebre o dolor importante.

Vacuna anti neumocócica polisacárida: indicada en un grupo especial de niños que tienen problemas en sus defensas, no tienen bazo o presentan infecciones recurrentes por neumococo.
Edad de vacunación: se usa a partir de los 2 años de edad, en general se requiere una sola dosis aunque algunos niños deben revacunarse cada 3 a 5 años.
Reacciones: es frecuente el dolor en la zona de inyección y en ocasiones hay enrojecimiento e hinchazón o fiebre.
Cuidados: paracetamol si el dolor es importante.

Vacuna anti papiloma virus: previene la infección por el virus causante de la mayoría de los cánceres del cuello del útero. Su mayor eficacia es cuando se administra antes del inicio de la vida sexual.Existen dos vacunas contra el virus papiloma, ambas protegen contra los dos tipo de virus que más se asocian al cáncer del cuello uterino (HPV 16 y 18), una e ellas además protege contra los virus causantes de las verrugas genitales también llamadas condilomas acuminados (HPV 10 y 11).
Edad de vacunación: de preferencia a los 12 – 13 años, pudiendo comenzar desde los 9 años, en un esquema de 3 dosis en un plazo de 6 meses.
Reacciones: dolor en el sitio de inyección, muy raramente fiebre baja.
Cuidados: los habituales para estas molestias.

Vacuna anti-influenza en mayores de 2 años: los niños sanos mayores de 2 años si bien no son parte del programa gratuito ministerial actual, pueden vacunarse en forma opcional si sus padres desean evitar o atenuar esta enfermedad y sus consecuencias (fiebre elevada por varios días, molestias respiratorias, ausentismo escolar, a veces complicaciones más severas).
Edad de vacunación: cualquier edad. La primera vez que un niño menor de 9 años se vacuna debe recibir 2 dosis separadas por 4 semanas. Los siguientes años, sólo 1 dosis. Los niños menores de 3 años deben recibir la vacuna pediátrica y se requiere de indicación médica. Debe repetirse cada año durante la campaña nacional de vacunación anti-influenza.
Reacciones: dolor en el sitio de inyección, a veces un poco de fiebre.
Cuidados: paracetamol si el dolor es importante o si hay fiebre.

Vacuna anti meningocócica: vacuna contra algunos tipos de meningococo, bacteria causante de meningitis y otros cuadros infecciosos graves. Existen distintas vacunas contra meningococo por lo que son de indicación médica exclusiva. No existe aún una buena vacuna contra el meningococo más frecuente en Chile. Se recomienda en niños con algunos problemas en sus defensas como niños sin bazo o en viajes a algunas zonas de alto riesgo en África.