RedSaludUC

Contáctenos

(02) 2676 7000


banner resultado_examenes_linea_izquierda
banner Web exámenes rayos
banner New ConveniosExalumnos
banner New Mapa Red_izq

Contaminantes en la calefacción

04 de Junio de 2012 Contaminantes en la calefacción

En invierno no hay casa que no cuente con algún sistema de calefacción que ayuda a eludir el frío ambiente. Muchas veces, estos mismos aparatos que calientan nuestro hogar pueden aportar contaminantes peligrosos para la salud de las personas. Por eso es tan importante tener algunos cuidados.

 

Puede ser que no se huelan ni se vean, pero representan un peligro para nuestra vida y la de nuestras familias. El Dr. Juan Carlos Ríos, director ejecutivo del Centro de Información Toxicológica UC (CITUC), y la enfermera Marli Bettini, subdirectora de la misma entidad, entregan algunas recomendaciones para cuidarnos de la contaminación intradomiciliaria.

Los especialistas explican que las principales fuentes contaminantes al interior del hogar suelen ser la quema de combustibles para calefaccionar y cocinar; los hábitos de las personas que conviven en la misma casa como el tabaquismo, la ventilación, el uso de sustancias químicas para limpieza, desinfección o control de plagas y, en algunos sectores, el hacinamiento.

Uno de los principales contaminantes -y acaso el más peligroso- es el monóxido de carbono. No tiene olor y no somos capaces de detectarlo.

Estos contaminantes pueden también contribuir al desarrollo de enfermedades respiratorias crónicas y, en algunos casos, cáncer. Las personas más vulnerables a su acción son los niños y los adultos mayores. Los niños porque tienen ciertas características anatómicas y fisiológicas que los hacen más sensibles y porque respiran más aire en relación con su peso corporal, entre otras cosas. Los adultos mayores porque muchos de ellos tienen enfermedades pulmonares crónicas o están postrados y también porque tienen más dificultad para el control de temperatura lo que los hace pasar más tiempo cerca de las fuentes de calefacción.

Lo más importante, dicen los especialistas, es detectar precozmente cualquier indicio de intoxicación. El dolor de cabeza es un buen indicador, lo mismo que la irritación de la nariz o que un niño refiera sentirse mal. Cuando ello ocurre, la primera medida es abrir inmediatamente puertas y ventanas y sacar a la persona a un ambiente más aireado para que pueda respirar de mejor manera.
 
 
Para prevenir, Juan Carlos Ríos y Marli Bettini recomiendan:

  • No fumar. El tabaquismo es una de las fuentes importantes de contaminación intradomiciliaria y afecta no sólo a los fumadores sino a todos los que los rodean.
  • Utilice con precaución las sustancias químicas que sirven para la limpieza, la desinfección y el control de plagas.
  • Mantenga en buen estado estufas y cocinas. Asegúrese de realizar periódicamente su mantención a cargo de personal calificado.
  • Mantenga una adecuada ventilación de su casa. En especial si utiliza fuentes de calefacción con combustibles como parafina, leña o gas.
  • Prefiera, si es posible, fuentes de calefacción más limpias, seguras y menos contaminantes como la electricidad, la calefacción central o los radiadores.


Si sospecha de una intoxicación -además de las medidas señaladas- es muy importante tener a mano el teléfono del CITUC: (56 2) 635 3800
 


 

« Volver

RedSaludUc

Red de Salud UC CHRISTUS © 2014 Todos los derechos reservados.

Contáctenos

(02) 2676 7000